La eficiencia económica en nuestra empresa gracias a la bici

Vamos a hablar de nosotros, de nuestro negocio, de Moda y Pedal. Somos una muy pequeña empresa que hace muy pocos meses inició su andadura y aunque somos una tienda online, estamos ubicados en Zaragoza. Las cosas en los emprendedores, salvo que tengas el ingenio de Bárcenas, suelen ir más bien lentas. Bien saben todos ellos lo que cuesta ganar cada euro y sobretodo, lo que cuesta no gastarlo e invertirlo en otra cosa. Puzles contables solo comprensibles para los iniciados.

Ya éramos unos militantes del ciclismo urbano antes de montar Moda y Pedal. Pero ahora estamos experimentando en nuestras propias carnes como una pequeña empresa y sus trabajadores, pueden obtener una eficiencia económica máxima tan solo con unos minutos de pedaleo cuando sea necesario. Es  por la perspectiva de estos primeros meses de funcionamiento y ese esfuerzo propio de los pequeños negocios de buscar como disminuir gastos innecesarios y ganar en independencia. Nosotros, además, con la bici como eje vertebrador,

Ya hicimos una entrada en este blog, hablando de como ganar dinero usando la bici. Ahora, trasladado a nuestra experiencia, no dejamos de corroborarlo. Como todo pequeño negocio, los trámites burocráticos son imprescindibles. En nuestro caso, además, se suma la pequeña gestión logística de envíos y recogida de paquetes a las empresas logísticas, algunas citas y reuniones de negocios, etc. No nos planteamos otra forma de desplazamiento en la ciudad que no sea la bicicleta, salvo que tengamos que salvar una distancia demasiado grande como para no poder cubrirla en menos de 30-40 minutos (casi nunca es tanto), y eso, en una bicicleta y por la ciudad, es mucha distancia.

No se trata tan solo de lo clásico y manido que escucharéis a muchos ciclistas. Del romanticismo ecológico, de la paz espiritual de contribuir a mejorar el medio ambiente, de la mejora de la salud y de ahorrar dinero al erario público. Se trata también de nuestra economía de empresa, de nuestra eficiencia económica y sobretodo de nuestra independencia de factores externos a Moda y Pedal que podrían hacernos perder dinero.

1. Aparcamos donde queremos. Una pequeña empresa tiene pocos trabajadores. No necesita infraestructuras de aparcamiento. Las bicis se pueden guardar en la oficina, en algún rincón, en un pequeño cuarto o incluso candadas en la calle, justo delante del lugar de trabajo o de destino.

2. Gasto en gasolina ínfimo. Una partida que apenas tiene importancia en la contabilidad. Nos da igual su precio.

3. Eliminamos muchos gastos de mantenimiento, desgaste, reparaciones, revisiones que queramos o no, todos los coches tienen que pasar.

4. Planificación exacta de los tiempos. Los contatiempos en bici son casi imposibles. Se puede planificar el tiempo de duración de los trayectos casi al minuto. Sin atascos, accidentes de tráfico, obras, etc. que nos retrasen la marcha.

5. El componente psicológico que se desencadena. Pedalear te hace feliz. Segregamos endorfinas. Y aunque el trabajo sigue siendo trabajo, sin duda el componente de felicidad que genera el pedaleo nos hace estar más contentos mientras lo desempeñamos. Esto es así.

Por todo eso y porque además, amamos la bicicleta.

Anuncios

Acerca de Enric S. Bonilla

Periodista y maestro. Amante de la música y la lectura, el deporte y el Internet.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s