Crónica de la petición de Asilo Ciclista en Zaragoza 21.03.13

asilociclista210313Ahí nos plantamos, el pasado jueves 21 de marzo en la Plaza San Francisco de Zaragoza. Llegamos y lo primero que nos sorprende es ver un despligue policial desproporcionado para la cantidad de ciclistas urbanos que nos concentramos. Había dos furgonetas antidisturbios de la Policía Nacional y varios guardias municipales. Seríamos algo más de un centenar de personas, así que calculamos que tocábamos a unos 7 o 10 ciclistas por agente. Eso es mucho menos que la ratio profesor/alumno que la ley exige en salidas fuera de los centros educativos para cualquier etapa escolar. Ya no hablemos de la ratio paciente/doctor… Así que mirad, si la educación o la sanidad sufren recortes, al parecer, en lo de proteger a la sociedad de la gente que monta en bicicleta aún no ha llegado la crisis.

También había algún medio de comunicación y prensa gráfica que se limitaron a tomar declaraciones justo antes de iniciar la marcha y luego ya no se les vio más.  La policía mientras tanto iba pidiendo de manera aleatoria la identificación a algunas personas. Ya saben, ellos solo son unos mandaos…

Pasados los preliminares empezamos a movernos para dirigirnos a los diferentes consulados de los países donde las leyes son favorables a la bicicleta (Francia, Dinamarca, Holanda y Alemania), y no como en España, donde si actualmente parecía que estábamos avanzando en ese sentido, con la nueva reforma aprobada por la DGT, que si todo sigue igual empezará a ser aplicada en unos meses, vamos a pedalear hacia atrás de nuevo. Pedalear hacia atrás es difícil si no se tiene práctica. Así que por si acaso entre otras cosas exigirán el uso del casco obligatorio.

Los ciclistas íbamos gritando consignas, cada cual más ingeniosa, improvisadas y con rima. Como los lemas no se llevaban preparados se iban pensando sobre la marcha y los peatones y conductores que se cruzaban con nosotros se iban empapando y quedando sorprendidos de nuestras reivindicaciones. Así escuchamos de pasada opiniones que venían de fumadores de puerta de bar, de aceras, paradas de autobús, ventanas y balcones del tipo: “lo que tenéis que hacer es pagar impuestos”, “deberíais llevar seguro y matrícula”, “entonces si os caeis y os abrís la cabeza ¿Qué?”, “Deberíais llevarlo porque los coches y las motos van como locos” entre otras muchas carentes de reflexión y sentido común expresadas por gente que no es ciclista.

Mientras, la policía que nos escoltaba con sus motos y furgonas, se iba avanzando y adelantando a nuestros movimientos y recorrido. Si para ello había que saltarse semáforos en rojo, ir en motocicleta por la acera o por la plataforma del tranvía, lo hacían. En los consulados, se apostaban varios efectivos a lado y lado de la puerta, como porteros de discoteca, para ver como se echaba la carta de petición de asilo al buzón correspondiente, ya que a aquellas horas los consulados estaban cerrados. Una vez echada la carta, se marchaban corriendo a la puerta del siguiente para volver a ver echar la carta otra vez. Y así hasta cuatro veces. Les debió resultar muy entretenido a los policias.

El único detalle negativo que nosotros destacaríamos de toda la marcha fue cuando un señor, su hija y un grupo de ciclistas se enfrentaron e insultaron a gritos por no sabemos bien el qué porque estábamos alejados en ese momento. Lo que sí que podemos decir es que la primera piedra la lanzó el señor con algún reproche hacia nuestra acción. Entonces, como hay gente que no entiende aquello de “dos no discuten si uno no quiere” la cosa empezó a calentarse con adjetivos del tipo “amargao” por el lado bicicletero “rojos” por el del señor y “cabrones” por el de su hija. Es solo una selección aleatoria de calificativos que para nada empañan el resultado final.

La marcha finalizó en el local de La Ciclería de Zaragoza, una referencia para los amantes de la bicicleta de la ciudad que os recomendamos, y con la esperanza que nuestras reivindicaciones y nuestra lucha sirva de algo para seguir avanzando y dando a los pedales por el progreso ciclista en nuestro país.

Estaremos atentos a las siguientes acciones.

Anuncios

Acerca de Enric S. Bonilla

Periodista y maestro. Amante de la música y la lectura, el deporte y el Internet.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s