Da igual lo que se diga: El casco obligatorio en bici

Casco obligatorioDa igual que la mayoría de ciclistas y colectivos de la bicicleta se opongan. Da igual que existan decenas de estudios que afirman que obligar al uso del casco en la ciudad genera más desventajas que beneficios. Da igual que no existan estadísticas de muertes y lesiones de ciclistas que se podrían haber evitado utilizando el casco. Da igual que seamos el único país europeo donde el uso del casco obligatorio vaya a ser universal, pese a no ser donde más bici se usa. Da igual que existan precedentes de descenso del uso de la bici en lugares donde se ha aplicado. Dan igual los miles de pretextos que se den. La DGT dice que el casco va a ser de obligado uso siempre, no solo fuera de la ciudad, como hasta ahora, sinó siempre que se monte en una. En el carril bici, en el parque, en el paseo marítimo, en las calles pacificadas o donde sea.

La mayoría de tragedias ciclistas ocurren en carreteras alejadas de los núcleos urbanos y no son accidentes, sinó imprudencias de conductores que no guardan la distancia de seguridad, que no van a la velocidad adecuada, que van borrachos… Cuestan vidas y huesos rotos que el uso del casco no habría evitado. Y en efecto, casi todas esas víctimas usaban casco, un casco que no sirvió de nada si lo que verdaderamente no se persigue es el origen del problema.

Si hay accidentados ciclistas pongámoles casco, si los sigue habiendo, restringamos su circulación. Se estaba yendo por muy buen camino en la pacificación de carreteras, los servicios públicos de alquiler de bicicletas y la promoción de estructuras que favorecen su uso. Pero parece ser que hay a quien eso no le gusta. Al lobby automovilistico, al del petróleo o vete a saber a quien… El caso es que quieren ponernos palos en las ruedas, y nunca mejor dicho.

Mientras esperamos que la normativa se empiece a aplicar en el plazo de unos meses, aún sigue habiéndo esperanzas. Esperanzas para que recapaciten, para que escuchen a los afectados, y para que tumben esa clausula innecesaria que frenará el desarrollo de ciudades más humanas, más limpias y sostenibles. Hay que seguir pedaleando por ello, aún no está todo perdido.

Anuncios

Acerca de Enric S. Bonilla

Periodista y maestro. Amante de la música y la lectura, el deporte y el Internet.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Da igual lo que se diga: El casco obligatorio en bici

  1. eversor dijo:

    El casco es una costumbre como el cinturón de seguridad, una vez te acostumbras a ponértelo es como si no lo llevaras, para los que practicamos ciclismo de forma habitual no nos importa en absoluto, ni que decir tiene que en absoluto me gusta que las leyes sean tan restrictivas y no dejen lugar a la elección, este país es de o todo o nada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s