Los ciclistas que se saltan semáforos en rojo

Pasar en rojo o no hacerlo. Un controvertido, largo y aparentemente debate interminable. Muchos peatones también lo hacen. Algunos conductores conducen a más velocidad de la reglamentaria y hablan por el móvil, hay viandantes que cruzan la calzada por pasos no habilitados y motoristas que circulan por encima de la acera para aparcar. Camiones que no respetan un Stop y personas que aparcan en lugares reservados para minusválidos, incluso padres que entorpecen la circulación aparcando en doble fila cuando van a por sus hijos al colegio. Con estas premisas, lo que queremos decir es que abordar el debate desde el absurdo de intentar ver quien comete más infracciones para demonizar su colectivo carece de sentido. El fin de este post no es ese, es el de hablar sobre el problema y los conflictos que generan el cumplimiento de las normas que rigen los semáforos cuando los usan ciclistas.

El semáforo se creó para librar al guardia de cruce de ese pesado y estresante trabajo de regular el tráfico. El semáforo no es una herramienta que surgió como consecuencia de los desplazamientos de peatones, de bicis o de vehículos no motorizados. El semáforo se creó por culpa de los los vehículos a motor. Con los coches, la construcción y el diseño de las ciudades se empezó a hacer solo pensando en ellos más que en ningún otro elemento o agente que se encuentre en la calle.

 Y respecto a las normas que regulan nuestras acciones ya sea en la ciudad o en cualquier ámbito de la vida. ¿Están hechas para garantizar la seguridad y la integridad de las personas y la sociedad en general? La premisa democrática dice que sí. Teniendo en cuenta esa premisa se presupone que las normas y las leyes son éticas, aunque en este sentido existan sospechas evidentes que cuestionen dicha afirmación. ¿Está la ley por encima de la ética? Para un policía a la hora de poner una multa, los argumentos éticos cuando un ciclista se salta un semáforo en rojo seguro que no le harán  revocar su decisión facilmente.

RAZONES PARA SALTARSE LOS SEMÁFOROS EN ROJO: SEGURIDAD, EFICIENCIA, ÉTICA

Seguridad: Hay ciclistas que pueden argumentar que cuando se saltan los semáforos lo hacen para iniciar el trayecto y evitar la estampida en que se convierte la salida de los coches que tiene detrás que “compiten” por obtener un espacio hasta volver a detenerse de nuevo. Se obtiene una seguridad adicional al hacerse más visible por estar más adelantado al resto y también evitan tragar el humo que los tubos de escape emiten al iniciar la marcha. En Copenhague hay semáforos para ciclistas que se ponen en verde con un margen de segundos suficiente para evitar esos problemas.

Eficiencia: Iniciar la marcha desde cero pedaleando involucra un trabajo físico mucho más pesado que si se está en un coche. Un trabajo que si es muy repetitivo puede ser cansado y elimina alguna de las ventajas de montar en bicicleta. Desplazamiento ininterrumpido, cómodo, rápido y limpio. Una masificación de semáforos en una ruta en bicicleta puede ser una medida disuasoría para los ciclistas, sobretodo si no están sincronizados a la velocidad de su marcha. Pero también hay soluciones que ya se aplican actualmente. Existen semáforos para ciclistas en algunas ciudades, como por ejemplo la mencionada Copenhague, en que los semáforos se coordinan para que estén en verde si se pedalea a 20 km/h

Ética: Se presupone que, a no ser que se padezca de determinadas patologías, nadie quiere hacerse daño ni a él mismo ni a los demás. Cuando alguien se salta un semáforo en rojo, incumple una norma de tráfico bajo el pretexto ético de no poner en riesgo a nadie. Si un ciclista se salta un semáforo, ¿Lo hace bajo una premisa ética? En este sentido, las estadísticas hablan a favor de los ciclistas. Las infracciones de los vehículos a motor implican más muertes y heridos que las cometidas por los ciclistas, no en número absoluto, sinó en porcentaje. Puede parecer demagógico, pero tampoco es ético contribuir con gases contaminantes al calentamiento global, tener un pretexto para eludir el ejercicio físico con las consecuencias negativas que implica para la salud y provocar problemas respiratorios achacables a los tubos de escape.

EL DEBATE PARA EL CAMBIO, LAS ALTERNATIVAS

Cuando el funcionamiento de una sociedad organizada de una determinada manera comienza a sufrir problemas y conflictos provocados por una mala aplicación de la normativa llega el momento de abrirse al debate constructivo. Es necesario por tanto encontrar puntos de conexión donde todas las necesidades sean cubiertas en la medida de lo posible. La misma aparición del semáforo fue producto de un problema evidente en el que hacía falta ordenar la circulación de los vehículos e intentar hacerla compatible con la de los demás usuarios de la vía. Una solución que ahora más que nunca, con el auge de el ciclismo urbano, tiene ciertas carencias.

Por lo tanto no hay que cerrarse al hecho de modificar las cosas. En algunos lugares del mundo ya hay cambios. Cambios que no han tenido en ningún caso consecuencias negativas respecto al modelo anterior. En París hay zonas en las que se permite a los ciclistas saltarse semáforos en rojo después de comprobar que esto incrementa la seguridad y se está estudiando ampliar la medida a otras ciudades francesas. Los citados semáforos para ciclistas de Copenhague. En Idaho se permite a los ciclistas realizar los Stop como si fueran un ceda el paso teniendo en cuenta a los peatones.

Lo que es indudable es que pese a que la bicicleta es un vehículo más no es igual que los demás. Igual que una carroza de caballos, un vehículo que transporte mercancias peligrosas o un camión de bomberos en servicio de emergencia. Se entiende por tanto, que como vehículos con diferentes usos y características es necesario también que haya normas que ordenen su uso de manera diferente ante situaciones concretas.

CONCLUSIÓN

Cruzar un semáforo en rojo es ilegal, y si los ciclistas optan por saltárselo lo hacen bajo su propia cuenta y riesgo. Las leyes están hechas para respetarlas y en democracia nuestro deber es poder mejorarlas. También es evidente que en la mayoría de las situaciones, solo los casos de desobediencia civil y sus consecuencias no siempre agradables, son capaces de generar el caldo de cultivo necesario para iniciar un proceso de debate cuyo objetivo final, en un principio, suele ser mejorar la situación actual y convertir las leyes en  algo lo más ético posible. Nos merecemos discutir alternativas constructivas.

Y vosotros, ¿Por qué respetáis los semáforos?

Anuncios

Acerca de Enric S. Bonilla

Periodista y maestro. Amante de la música y la lectura, el deporte y el Internet.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Los ciclistas que se saltan semáforos en rojo

  1. mrzimmerboy dijo:

    Como ciclista urbano siempre en conflicto entre la busqueda de la seguridad y la “eficiencia” (que yo siempre he considerado un conjunto de justificaciones más bien hedonistas) y el respeto a la ley, valoro la justa y equilibrada exposición.
    Pena que, como bien señalas, el debate casi siempre acaba en un tirarse los trastos del “y-tú-peor”. Ejemplos en el mundo no nos faltan de como favorecer la convivencia el las calzadas de nuestras ciudades… falta la voluntad política de hacer una intervención que no sea una chapuza.
    http://gijonenbici.wordpress.com

  2. Urbanero dijo:

    Hay que estar muy loco para saltarse un semáforo en rojo y mas en bicicleta que no tiene ningún tipo de proteccion
    Los vehiculos van lanzados al ver que tienen el semáforo en verde y el choque o atropello no hay quien lo evite por que los que tienen el semáforo en verde van confiados de que nadie salte en rojo.

    • Bi-ciclista. dijo:

      Evidentemente, igualmente hay que estar muy loco para ir con el coche a más de 50km/h en ciudad, o que un peatón se salte un paso de cebra o directamente cruce por donde no se debe…
      Yo creo que has leído el articulo como el que le el bote de champú. ¿Crees de verdad que la mayoría de los ciclistas que se saltan un semáforo lo hacen en medio de una gran intersección, o son semáforos de control de trafico en calles pequeñas, muchas veces con poco o nulo transito de vehículos?
      ¿Como alguien dijo que el trafico se regularía con semáforos ahora eso es santo santorum y no se puede modificar ni un ápice?
      Obviamente siempre habrá quien siga cada una de las normativas vigentes en la legislación sin cuestionarlas, pero ¿que triste no?

  3. Juan Carlos dijo:

    Los porcentajes sobre accidentes de vehículos a motor con respecto a las bicis no tienen ningún sentido. Hay menos bicis que coches. De todas maneras un golpe a un ciclista en caso de accidente puede ser mortal. No se habla de la propia seguridad del ciclista, eso está claro. Yo como conductor de un vehículo a motor atropello a un ciclista porque éste se ha saltado un semáforo. Y siendo éste culpable, está claro que me destroza la vida. Hay que pensar un poquito en los demás y respetar las normas de tráfico, ciclistas y peatones incluidos.

  4. Pingback: Es por seguridad: Detenerse delante de los coches | Moda y Pedal Blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s